Saltar al contenido
Ozono Generadores

El Ozono y la salud

El ozono y la salud están íntimamente relacionados. Se habla mucho de la calidad del aire que respiramos, de la contaminación, del ozono, de sus beneficios y también de que hay que tener precauciones con su uso.

Son dudas normales, que están a pie de calle y que hay que aclarar. Pero lo primero que hay que decir es que el ozono es beneficioso para nuestra salud si se le da el uso adecuado, como ocurre con todas las cosas.

Ambiente interior saludable

Cuando buscamos un generador de ozono es para garantizar en nuestras casas un ambiente saludable. Son ambientes cerrados y gracias a su poder purificador y desinfectante se hacen casi imprescindibles.

En oficinas, donde hay más personas, el aire que respiramos, si está ozonizado, nos genera un ambiente libre de virus, bacterias y hongos, que hace que el espacio que compartimos sea más confortable y por tanto contribuya a la salud de las personas y a un entorno de trabajo saludable.

Ozono y salud en el hogar
El ozono bien utilizado proporciona ambientes purificados y sin olores

Cuando el ambiente interior es sano se percibe la ausencia de olores desagradables. Hay que tener en cuenta que los olores desagradables, normalmente van de la mano de algún tipo de contaminación ambiental.

El ozono acaba con todos los malos olores, sin importar su origen, por ejemplo, los que son producidos por la humedad, por problemas con las cañerías, por la presencia de animales domésticos, el tabaco, los que vienen del cuarto de baño, la cocina, etc.

El Ozono y la Salud

El ozono está clasificado como agente irritante en el aire, refiriéndose únicamente a su concentración en el aire y a los problemas derivados de su inhalación, durante el tiempo que las personas están expuestas.

Valores de referencia según la OMS

  • La normativa emitida, para el uso del ozono, por la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda que la concentración máxima de ozono en el aire para el público general sea de 0,05 ppm (0,1mg/m3). Las siglas ppm significan partes por millón.
  • Hay que añadir que como es necesario “fabricarlo” in situ, no pueden existir cantidades superiores a la producción generada por el ionizador o generador de ozono que estemos utilizando en el lugar donde se aplique el tratamiento de ozono, ya que estos solo producen el gas y no lo acumulan. La cantidad de ozono generado por el ozonizador se mide en miligramos por hora y tenemos que adaptarlo al espacio a tratar. En las indicaciones de los fabricantes nos indican la cantidad que generan y la superficie máxima que se puede tratar en función de su potencia.

  • Los valores de concentración en el aire, que pueden producir efectos importantes para la salud, son bastante altos, 15 ppm (3 mg/m3), que son concentraciones difícilmente alcanzables en los aparatos utilizados para tratamientos convencionales.
  • Cuando lo utilizamos en el agua, el ozono es completamente inocuo.

El Ozono y el Ministerio de Sanidad

El ozono se encuentra autorizado para el tratamiento del agua potable por el Ministerio de Sanidad y está también reconocido como desinfectante en la potabilización de aguas, señalando la norma española que el ozono se descompone en el agua y que en las dosis habitualmente empleadas no se requiere ningún proceso de eliminación.

El Ozono en el Codex Alimentarius internacional

En el Codex Alimentarius (la Comisión del Codex Alimentraius es el más alto organismo internacional en materia de normas de alimentación), el ozono es considerado como un agente desinfectante y antimicrobiano para el agua destinada al consumo, productos agrícolas, tratamiento y conservación del pescado y demás alimentos perecederos.

El ozono limpia las verduras
Verdura desinfectada con ozono

En casa tambien podemos desinfectar los productos que compramos, como verduras, frutas, pescado, …

Conclusiones

La conclusión es que utilizado de forma correcta, no hay que temer efectos secundarios, pues los generadores de ozono vienen con sus características bien definidas en lo referente a la cantidad de ozono que son capaces de generar por unidad de volumen, siendo muy fáciles de usar y no produciendo cantidades suficientes de concentración de ozono que sean perjudiciales.

Hay que señalar que:

  • Simplemente ventilando la habitación o dependencia, la concentración de ozono disminuye.
  • Que las grandes concentraciones se detectan de inmediato.
  • Estas últimas concentraciones son mucho mayores que la del umbral de percepción del olor a ozono (0,1 ppm) y, por tanto, concentraciones tan críticas serán detectadas rápidamente.

Cuando se hace un tratamiento con productos químicos, normalmente hay que dejar un tiempo de actuación y un tiempo donde no se pueden utilizar las instalaciones y además puede dejar residuos.

Con el ozono no ocurre, siendo un tratamiento limpio que solo requiere seguir las instrucciones de uso, que normalmente si las concentraciones son pequeñas, no se requiere acción alguna y si son más altas hay que evitar poner el generador en presencia de personas y animales y proceder en un corto período de tiempo a ventilar el local, si es necesario.

Ventajas de utilizar el ozono

Por tanto las ventajas de utilizar un generador de ozono son muchas y más en las circunstancias actuales:

Desinfectan el aire, eliminando tanto el material inorgánico como orgánico, erradicando virus, bacterias, hongos y esporas, tanto en el aire como en el agua, de forma sencilla y sin retrasar las tareas a realizar, sustituyendo a los productos químicos y empleado en casi todos los sectores empresariales, docentes públicos y por supuesto en los hogares.